Versos En Resistencia por Patricio Leiva:

banner-generico

Tomo el título de esta columna al disco editado el año 2004 por Guerrillerokulto, porque sintetiza el contenido al cual deseo abocarme, a saber, la historia de poetas y cantores populares de nuestra tierra, quienes a través de la consonancia han sabido retratar el pensar y sentir de todo un pueblo frente a una injusticia determinada, en una época cualquiera.

Principiaré haciendo un esbozo del contexto en donde se desarrolla la prosa de nuestro mentado poeta popular, dedicaré unas líneas a caracterizar el estilo o corriente al cual éste se adscribe, para finalizar con una breve biografía y un breve extracto de su obra. Espero que este ejercicio permita una profundización posterior del lector, e invite a rescatar el legado de la memoria popular y combativa.

Juan Bautista Peralta. Lo popular contra lo culto

El siglo XIX comienza con nuestro país en un período colonial, y finaliza con una nación independiente, un capitalismo consolidado y el nacimiento de la industrialización junto a la urbanización. La bonanza económica tras la Guerra del Pacífico benefició a un reservado grupo de la sociedad de manera estratosférica, mientras en los márgenes del próspero Santiago la miseria aumenta a niveles indignantes.

Todo este malestar, la llamada “Cuestión Social”, es canalizado en los nacientes partidos de composición obrera, mientras en las calles los poetas populares descargan los reclamos en forma de versos octosílabos, formando estrofas en décimas. Este tipo de literatura de cordel fue conocida como la Lira Popular, término acuñado por el mentado Juan Bautista Peralta.

Nacido en 1875, en la cuna de una familia pobre del antiguo Lo Cañas. Ciego a causa de una peste, para llevar a cabo su oficio trabaja con un secretario. Fue periodista, poeta, cantor, editor, administrador de periódicos y dirigente sindical, contemporáneo y afín a figuras como Luis Emilio Recabarren, padre del movimiento obrero, Marmaduke Grove, presidente de la República Socialista y José Manuel Balmaceda, protagonista de la  Guerra Civil de 1891.

Plasma en sus escritos el mundo urbano y campesino, escribe y dedica versos religiosos a Fray Andresito, pionero de la acción social y plasma el sentir del pueblo frente a situaciones como el alza del Tranvía de Santiago. Para despedirme cito un extracto:

Un Monopolio:

Los dueños de la tracción
Eléctrica de Santiago,
Por tener que hacer un pago
Cargan con la población;
Santiago en esta ocasión
Firmemente va a probar
Que no está para aguantar
Ni una explotación odiosa,
I en cambio dirá con prosa
En tranvías no hai que andar.
Además de atropellarnos
I de matarnos también
Para su eterno desden
La Empresa quiere esplotarnos;
Si desea desangrarnos
Esa Cómpany salvaje
Mejor será que nos saje
I así matará su hambruna,
Porque sin razón ninguna
Van a subir el pasaje.
En el año ochenta i siete
El veintinueve de abril
También intentó subir
La otra Empresa su flete;
El pueblo un gran boche mete
A la Empresa con coraje,
I porque sus precios baje
Treinta carros le quemó
I de este modo impidió
Esa gabela salvaje…

Comenta con tu cuenta de Facebook

Comentarios

Escrito por
More from Macetero

“ TANTAS COSAS ”, el nuevo corte de Lumumba DESCARGA GRATUITA

Descarga Gratuita “Tantas Cosas”, el nuevo corte de Lumumba “Hay tantas cosas...
Leer Más